vuelve a volar


Tu tienes alas a igual que los Angeles.
Puedes volar igual que las aves
y mirar el mundo desde muy arriba.
Solo es questiòn de no dejarte vencer.

Si logras acordar con Dios
que tus capacidades estàn intactas,
entonces verìas cuan alto puedes llegar.

A veces la vida con sus innumerables vueltas
y duros momentos de aprendizaje
nos tira al piso y mordemos la tierra
sintiendonos abatidos,
pero llegando ese momento 
de profundo dolor,
cuando las lagrimas vertidas
han vaciado nuestra illusiòn,
entonces toma nuovamente
el escudo de tu fe,
armate de coraje,
sacùdate el polvo

y vuelve a volar.