Mi querido ideal!

Ponemos el ideal en la hermosura física, en la salud,
en el dinero, en cualquier clase de posesión.
No es malo tener cosas, pero no es suficiente;
en sí mismo es pobreza. (espiritual)

Un ideal es una ilusión que parece inalcanzable,
pero que seguimos con fe creyendo poder poseerlo,
pero no estará nunca en nuestras manos.
Si alguien dice que realizó su ideal,
pensamos que si lo alcanzó no es en absoluto un ideal.

Tenemos ideales y seguimolos,
porque ayudan a darle sentido y valor a la vida,
nos perfecciona y nos aportan la esperanza por un mundo más justo.