yo aprendì

Yo aprendí
que ningún hecho real o imaginario
de mi pasado,

tiene el derecho de determinar como soy

con mi totalidad en el hoy

Aprendí

que soy un millón de colores,
el haber visitado un color
no me fija en el,

soy más que eso,
soy un millón de colores.

Yo aprendí,

que yo soy la totalidad no la parte

Yo aprendí,

que viviendo,
al andar el camino,
visite lugares de diferentes tonos.
Lugares blancos,
negros,
grises,
rosas,
rojos,
verdes,
........
y en mi presente,
la memoria de dichos sitios dice,
aquí es tu lugar,
tu color.
La memoria me quiere estacionar en un color,
la memoria
me quiere etiquetar en un patrón.
Me quiere estacionar en una parte.
Pero yo aprendí
que yo soy la totalidad,
no la parte.
Que dentro de mi totalidad,
hay matices a los que nunca he ido,
colores que quiero conocer,
para conocerme a mi mismo.
Yo aprendí
que las memorias de algunos colores
me fijan en patrones repetitivos,
Patrones que se quieren imponer
por solo tener la memoria
de haber visitado algún lugar en mi camino.
Me quieren estacionar
en una espiral repetitiva,
Círculos concéntricos
que no llevan a ninguna parte.

Pero Yo aprendí
que soy fluido,
que prefiero la aventura de la vida,
con sus riesgos,
a tener guaridas o fortalezas
donde esconderme o tener que defender.

Yo aprendí
que soy libre,
en mi hoy.

(CAV)