una hoja en blanco

Los que están abiertos a las lecciones de la vida,

y no se dejan llevar por los prejuicios,

son como una hoja en blanco,

en la que Dios escribe sus palabras con la tinta divina.

Los que no dejan de mirar el mundo

desde el cinismo y los prejuicios,

son como una hoja ya escrita,

en la que no caben nuevas palabras.

No te preocupes por lo que ya sabes,

ni por lo que ignoras.

No pienses en el pasado ni el futuro;

permite simplemente que las manos divinas tracen,

cada día,

las sorpresas del presente


BESOS PARA TODOS ;D